Google Website Translator Gadget

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian templates google Portuguese foro de coches Japanese catálogos de Korean entrevistas a Arabic Chinese Simplified

Buscar este blog

Cargando...

Traductor

jueves, 24 de mayo de 2012

Otro polémico caso con un Testigo de Jehová


22 | 05 | 2012

Una familia de Quilmes Oeste aseguró vivir “una pesadilla” a raíz de la polémica restricción que
impone a los Testigos de Jehová la imposibilidad de recibir transfusiones de sangre. Luego de una batalla legal y una profunda crisis interna, integrantes del clan familiar Mikelovich -que no
profesan dicha religión- lograron que un juez autorice a los médicos para transfundir a uno de sus familiares que sí forma parte de ese culto, quien días atrás había sufrido un accidente automovilístico y precisaba la intervención sanguínea para sobrevivir.

La discusión familiar, con la Justicia de por medio, se dio entre la actual mujer de la víctima y el hermano y los padres de éste. En diálogo con este medio, Miguel Angel Mikelovich relató cómo
comenzó su calvario y el de su papá y mamá: “Mi hermano mayor tuvo un grave accidente en Villa La Angostura, cuando se dirigía a Chile con su pareja. El se llevó la peor parte, quedó internado al borde de la muerte en Bariloche, mientras que su mujer fue hospitalizada por heridas más leves”.
 Al conocer la noticia, viajaron hasta Río Negro y se encontraron “el peor panorama”. “Llegamos y nos dijeron que se estaba muriendo y que lo único que se podía hacer para salvarlo era una transfusión sanguínea”, agregó el hombre y, luego, remarcó: “Los especialistas no lo habían transfundido porque mi cuñada había aclarado que mi hermano era Testigo de Jehová y no podía recibir sangre de otra persona”. 

Batalla legal

Miguel Angel Mikelovich no se quedó tranquilo y decidió pelear por la vida de su hermano; había viajado 2000 kilómetros desde Quilmes hasta el Hospital “Ramón Carrillo” de Bariloche y no iba a  dejarlo morir por una causa que él no consideró válida. En ese momento, se dirigió hasta un juzgado de la zona y allí, enfrentado a la pareja de su hermano, le pidió al Juez Martín Losada
que habilite la intervención médica para salvarlo.
 “Mi cuñada no quería, pero teníamos a nuestro favor que mi hermano no había firmado nunca un documento para negarse a recibir sangre. Entonces el magistrado Losada optó por la vida y autorizó al transfusión”, afirmó Mikelovich. “Luego de recibir la sangre, empezó a mejorar y lo sacaron de terapia intensiva. Salió del coma y recién ahí, ante una escribana pública, mi hermano firmó el acta para no recibir sangre, como lo pedía su mujer. Después de eso, me volví a Quilmes y dejé a mi hermano al cuidado de su pareja. Estoy satisfecho porque no viajé en vano, mi hermano sigue peleando por su vida, aunque luego optó los designios de su culto”, agregó.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

.