Google Website Translator Gadget

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian templates google Portuguese foro de coches Japanese catálogos de Korean entrevistas a Arabic Chinese Simplified

Buscar este blog

Cargando...

Traductor

jueves, 3 de enero de 2013

Se fueron con la esperanza de resucitar

http://www.laverdad.com/sucesos/18096-se-fueron-con-la-esperanza-de-resucitar.html

 

Lunes, 31 Diciembre 2012 00:00

 

Ayer despidieron a las damas arrolladas en San Jacinto. La comunidad lamenta el suceso. "Llamaré tu nombre, ansioso, y tú me responderás", cantaban los testigos de Jehová en el funeral de Maritza y Mayela. Mientras tanto, a Oswaldo Gómez lo llevarían al retén de El Marite

Todos estaban seguros de que resucitarían. (Foto: Odailys Luque)

 

 

"La vida es neblina matinal que pasa con el viento, sombra fugaz, se va dejando atrás vacío y sufrimiento. ¿Qué esperanza hay si tú mueres hoy?". Con el cántico 111, los testigos de Jehová despidieron ayer en la mañana a sus hermanas Maritza Paz de González y Mayela Roger Nava.

La imprudencia de Oswaldo Gómez Batista las arrancó de este mundo. Presuntamente con su sangre envenenada por alcohol y sustancias estupefacientes, condujo desenfrenado su Fiat Palio hasta arrollar a las tres mujeres la mañana del sábado.

La tercera víctima, sobreviviente a la desgracia, Andreína González, de 15 años, es la hija de Maritza. Ella estaba ayer en el sepelio de su madre, aún en silla de ruedas con un tobillo lesionado.

Iban a predicar en el sector Cabeza de Toro. Mayela tenía cinco años en esa labor. Su amiga y vecina Maritza era más veterana. La adolescente las acompañaba, contagiada por el fervor de ambas. El autor de la desgracia venía de una madrugada de excesos. Su desenfreno costó dos vidas.

Dos lugares

Los servicios funerarios transcurrieron en dos escenarios: el Salón del Reino de los Testigos de Jehová, ubicado en la calle 5, sector 12, primera etapa de Mara Norte, donde reposaba el féretro con los restos de Mayela; y la funeraria Ave de Paraíso, en la calle 77 (5 de Julio), donde llevaron el ataúd con el cuerpo de Maritza, a petición de su familia.

Pero el ceremonial oficiado en Mara Norte era por las dos vidas interrumpidas de forma trágica. Quienes conocieron a las creyentes lamentaron su partida, pero aseguraron que las verían nuevamente cuando llegara el momento de la resurrección.

Ernesto Suárez, guía religioso, no mostró rencor por el autor de la tragedia. Sin embargo, dejó claro que los órganos responsables de impartir justicia debían cumplir su cometido. "Esta pérdida se siente más por el amor que nuestras hermanas le ponían a lo que hacían".

Carlos Romero, uno de los hijos de Mayela, informó que esperaban el traslado de Gómez Batista al Centro de Arrestos Preventivos de El Marite. Exigió castigo ejemplar para la irresponsabilidad del conductor, que también reside en la urbanización San Jacinto.

Suárez detalló que enterrarían a Mayela en el cementerio San Sebastián y a Maritza en Jardines de La Chinita. Allí permanecerán hasta escuchar la voz de Jehová, tal como recitaba el coro de la tonada.

"Llamaré tu nombre, ansioso, y tú me responderás. La obra de mis manos eres tú. ¡Despierta ya! Nuestro Dios está anhelante por volver a contemplar a sus amados hijos, quienes ya no morirán".

 

“Eran mujeres convencidas del trabajo que hacían: predicar el mensaje del reino.  Confiamos en que pronto volveremos a verlas".

Ernesto Suárez, anciano de la congregación La Marina.

 

 

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

.