Google Website Translator Gadget

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian templates google Portuguese foro de coches Japanese catálogos de Korean entrevistas a Arabic Chinese Simplified

Buscar este blog

Cargando...

Traductor

martes, 17 de mayo de 2011

Programa de la Escuela del Ministerio Teocrático del año 2011 Semana 23 de mayo

Semana 23 de mayo Lectura de la Biblia: Salmos 19 a 25

Núm. 1: Salmo 23:1–24:10
Núm. 2: ¿Se convertirán todos los judíos al cristianismo? (rs pág. 219 párrs. 3, 4)
Núm. 3: ¿Cómo y cuándo se cumplirá Romanos 8:21?


(Salmos 19:encabezamiento-25:22)
19 Al director. Melodía de David. 19 Los cielos están declarando la gloria de Dios; y de la obra de sus manos la expansión está informando.  2 Un día tras otro día hace salir burbujeando el habla, y una noche tras otra noche manifiesta conocimiento.  3 No hay habla, y no hay palabras; no está oyéndose ninguna voz de parte de ellos.  4 Por toda la tierra ha salido el cordel de medir de ellos, y hasta la extremidad de la tierra productiva sus expresiones. En ellos él ha establecido una tienda para el sol,  5 y este es como un novio cuando sale de su cámara nupcial; se alboroza, como lo hace un hombre poderoso, de correr en una senda.  6 De una extremidad de los cielos es la salida de este, y su circuito [terminado] alcanza hasta las [otras] extremidades de ellos; y nada hay que se oculte de su calor.  7 La ley de Jehová es perfecta, hace volver el alma. El recordatorio de Jehová es fidedigno, hace sabio al inexperto.  8 Las órdenes de Jehová son rectas, hacen regocijar el corazón; el mandamiento de Jehová es limpio, hace brillar los ojos.  9 El temor de Jehová es puro, subsiste para siempre. Las decisiones judiciales de Jehová son verdaderas; han resultado del todo justas. 10 Más han de desearse que el oro, sí, que mucho oro refinado; y más dulces son que la miel, y la miel que fluye de los panales. 11 También, a tu propio siervo han dado advertencia ellas; en guardarlas hay un galardón grande. 12 Las equivocaciones... ¿quién puede discernirlas? De pecados ocultos pronúnciame inocente. 13 También retén a tu siervo de actos presuntuosos; no dejes que me dominen. En ese caso seré completo, y habré permanecido inocente de mucha transgresión. 14 Que los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón lleguen a ser placenteros delante de ti, oh Jehová, mi Roca y mi Redentor.

Al director. Melodía de David.

20 Que Jehová te responda en el día de angustia. Que te proteja el nombre del Dios de Jacob.  2 Que él envíe tu ayuda desde el lugar santo, y te sustente desde Sión misma.  3 Que recuerde todas tus ofrendas de regalo, y acepte tu ofrenda quemada como si fuera grasa. Sélah.  4 Que te dé conforme a tu corazón, y todo tu consejo te lo cumpla.  5 Ciertamente clamaremos gozosamente a causa de tu salvación, y en el nombre de nuestro Dios alzaremos nuestros pendones. Que Jehová cumpla todas tus peticiones.  6 Ahora de veras sé que Jehová ciertamente salva a su ungido. Le responde desde sus santos cielos con los poderosos actos salvadores de su diestra.  7 Algunos tocante a carros y otros tocante a caballos, pero en cuanto a nosotros, tocante al nombre de Jehová nuestro Dios haremos mención.  8 Aquellos mismísimos se han desplomado y han caído; pero en cuanto a nosotros, nos hemos levantado, para que se nos restaure.  9 ¡Oh Jehová, salva, sí, al rey! Él nos responderá en el día que llamemos.

Al director. Melodía de David.

21 Oh Jehová, en tu fuerza se regocija el rey; y en tu salvación ¡cuán gozoso quiere estar!  2 El deseo de su corazón se lo has dado, y el anhelo de sus labios no has retenido. Sélah.  3 Porque procediste a encontrarte con él con bendiciones de bien, [y] a poner en su cabeza una corona de oro refinado.  4 Vida te pidió. Se [la] diste, largura de días hasta tiempo indefinido, aun para siempre.  5 Grande es su gloria en tu salvación. Dignidad y esplendor pones sobre él.  6 Porque lo constituyes altamente bendecido para siempre; haces que se sienta alegre con el regocijo ante tu rostro.  7 Porque el rey confía en Jehová, aun en la bondad amorosa del Altísimo. No se le hará tambalear.  8 Tu mano hallará a todos tus enemigos; tu propia diestra hallará a los que te odian.  9 Los constituirás como horno de fuego al tiempo señalado para tu atención. Jehová en su cólera se los tragará, y el fuego los devorará. 10 De la tierra misma destruirás el fruto de ellos, y de los hijos de los hombres su prole. 11 Porque ellos han dirigido contra ti lo que es malo; han urdido ideas que no pueden realizar. 12 Porque harás que vuelvan la espalda en fuga por las cuerdas de tus arcos que alistas contra su rostro. 13 Oh, sé ensalzado en tu fuerza, oh Jehová. Ciertamente cantaremos y celebraremos con melodía tu poderío.

Al director sobre la Cierva del Alba. Melodía de David.

22 Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has dejado? ¿[Por qué estás] lejos de salvarme, [de] las palabras de mi rugir?  2 Oh Dios mío, sigo llamando de día, y no respondes; y de noche, y no hay silencio de parte mía.  3 Pero tú eres santo, el que habitas en las alabanzas de Israel.  4 En ti confiaron nuestros padres; confiaron, y tú seguiste proveyéndoles escape.  5 A ti clamaron, y lograron salir a salvo; en ti confiaron, y no quedaron avergonzados.  6 Pero yo soy gusano, y no hombre, oprobio para los hombres y despreciable para el pueblo.  7 En cuanto a todos los que me ven, me hacen escarnio; siguen abriendo ancha la boca, siguen meneando [la] cabeza:  8 “Se encomendó a Jehová. ¡Que Él le provea escape! ¡Líbrelo, ya que se ha deleitado en él!”.  9 Porque tú fuiste Aquel que me sacó del vientre, Aquel que me hizo confiar mientras estuve sobre los pechos de mi madre. 10 Sobre ti he sido arrojado desde la matriz; desde el vientre de mi madre tú has sido mi Dios. 11 No te mantengas lejos de mí, porque la angustia está cerca, porque no hay otro ayudador. 12 Muchos toros jóvenes me han cercado; los poderosos de Basán se han puesto ellos mismos en derredor de mí. 13 Han abierto contra mí su boca, como un león despedazador y rugiente. 14 Como agua he sido derramado, y todos mis huesos han sido separados unos de otros. Mi corazón se ha hecho como cera; se ha derretido muy dentro de mis entrañas. 15 Mi poder se ha secado como un fragmento de vasija de barro, y mi lengua se queda pegada a mis encías; y en el polvo de la muerte me estás poniendo. 16 Porque perros me han cercado; la asamblea de malhechores mismos me ha circundado. Como un león [acometen] mis manos y mis pies. 17 Puedo contar todos mis huesos. Ellos mismos miran, fijan su mirada en mí. 18 Reparten entre sí mis prendas de vestir, y sobre mi ropa echan suertes. 19 Pero tú, oh Jehová, oh no te mantengas lejos. Oh tú, fuerza mía, ven de prisa, sí, en mi auxilio. 20 Libra de la espada mi alma, sí, mi única, de la mismísima garra del perro; 21 sálvame de la boca del león, y desde los cuernos de toros salvajes tienes que responder [y salvarme]. 22 Ciertamente declararé tu nombre a mis hermanos; en medio de la congregación te alabaré. 23 ¡Ustedes, los que temen a Jehová, alábenlo! ¡Descendencia toda de Jacob, glorifíquenlo! Y atemorícense a causa de él, descendencia toda de Israel. 24 Porque él ni ha despreciado ni mirado con asco la aflicción del afligido; y no ha ocultado de él su rostro, y cuando este clamó a él por ayuda, oyó. 25 De parte tuya será mi alabanza en la congregación grande; mis votos pagaré enfrente de los que le temen. 26 Los mansos comerán y quedarán satisfechos; los que lo buscan alabarán a Jehová. Vivan para siempre los corazones de ustedes. 27 Todos los cabos de la tierra se acordarán y se volverán a Jehová. Y todas las familias de las naciones se inclinarán delante de ti. 28 Porque a Jehová  pertenece la gobernación real, y él está dominando las naciones. 29 Todos los gruesos de la tierra ciertamente comerán y se inclinarán; ante él se encorvarán todos los que van bajando al polvo, y nadie jamás conservará viva su propia alma. 30 Una descendencia misma le servirá; esto se declarará respecto de Jehová a la generación. 31 Ellos vendrán e informarán de la justicia de él al pueblo que ha de nacer, que él ha hecho [esto].

Melodía de David.
23 Jehová es mi Pastor. Nada me faltará.  2 En prados herbosos me hace recostar; me conduce por descansaderos donde abunda el agua.  3 Refresca mi alma. Me guía por los senderos trillados de la justicia por causa de su nombre.  4 Aunque ande en el valle de sombra profunda, no temo nada malo, porque tú estás conmigo; tu vara y tu cayado son las cosas que me consuelan.  5 Dispones ante mí una mesa enfrente de los que me muestran hostilidad. Con aceite me has untado la cabeza; mi copa está bien llena.  6 De seguro el bien y la bondad amorosa mismos seguirán tras de mí todos los días de mi vida; y ciertamente moraré en la casa de Jehová hasta la largura de días.

De David. Melodía.

24  A Jehová pertenecen la tierra y lo que la llena, la tierra productiva y los que moran en ella.  2 Porque sobre los mares él mismo la ha fijado sólidamente, y sobre los ríos la mantiene firmemente establecida.  3 ¿Quién puede ascender a la montaña de Jehová, y quién puede levantarse en su lugar santo?  4 El inocente de manos y limpio de corazón, que no haya llevado Mi alma a pura indignidad, ni prestado juramento engañosamente.  5 Él se llevará bendición de parte de Jehová, y justicia de su Dios de salvación.  6 Esta es la generación de los que lo buscan, de los que procuran hallar tu rostro, oh [Dios de] Jacob. Sélah.  7 “¡Alcen sus cabezas, oh puertas, y álcense ustedes mismas, oh entradas de larga duración, para que entre el glorioso Rey!”  8 “¿Quién, pues, es este glorioso Rey?” “Jehová fuerte y poderoso, Jehová poderoso en batalla.”  9 “Alcen sus cabezas, oh puertas; sí, ¡álcen[las], oh entradas de larga duración, para que entre el glorioso Rey!” 10 “¿Quién, pues, es él, este glorioso Rey?” “Jehová de los ejércitos... él es el glorioso Rey.” Sélah.

De David.

25 A ti, oh Jehová, levanto mi alma misma.  2 Oh Dios mío, en ti he cifrado mi confianza; oh, no sea yo avergonzado. No se alborocen mis enemigos sobre mí.  3 También, ninguno de los que esperan en ti quedará avergonzado. Quedarán avergonzados los que obran traidoramente sin éxito.  4 Hazme conocer tus propios caminos, oh Jehová; enséñame tus propias sendas.  5 Hazme andar en tu verdad y enséñame, porque tú eres mi Dios de salvación. En ti he esperado todo el día.  6 Acuérdate de tus misericordias, oh Jehová, y de tus bondades amorosas, porque son desde tiempo indefinido.  7 De los pecados de mi juventud y de mis sublevaciones, oh, no te acuerdes. Conforme a tu bondad amorosa acuérdate, sí, tú mismo, de mí, por causa de tu bondad, oh Jehová.  8 Bueno y recto es Jehová. Por eso él instruye a los pecadores en el camino.  9 Él hará que los mansos anden en [Su] decisión judicial, y enseñará a los mansos Su camino. 10 Todas las sendas de Jehová son bondad amorosa y apego a la verdad para los que observan su pacto y sus recordatorios. 11 Por causa de tu nombre, oh Jehová, hasta tienes que perdonar mi error, porque es considerable. 12 Pues bien, ¿quién es el hombre que teme a Jehová? Él lo instruirá en el camino [que] él escoja. 13 Su propia alma se alojará en el bien mismo, y su propia prole tomará posesión de la tierra. 14 La intimidad con Jehová pertenece a los que le temen, también su pacto, para hacer que lo conozcan. 15 Mis ojos están constantemente hacia Jehová, porque él es quien saca mis pies de la red. 16 Dirige tu rostro a mí, y muéstrame favor; porque estoy solitario y afligido. 17 Las angustias de mi corazón se han multiplicado; de los apuros en que me hallo, oh, sácame. 18 Ve mi aflicción y mi penoso afán, y perdona todos mis pecados. 19 Ve cuántos han llegado a ser mis enemigos, y con odio violento me han odiado. 20 Guarda mi alma, sí, y líbrame. No sea yo avergonzado, pues en ti me he refugiado. 21 Integridad y rectitud mismas me salvaguarden, pues en ti he esperado. 22 Oh Dios, redime a Israel de todas sus angustias.


 Respuestas a preguntas bíblicas:

 21:3. ¿Qué tiene de especial la “corona de oro refinado”? No se especifica si se trataba de una corona literal o si era una representación simbólica de la gloria que le reportaron a David sus numerosas victorias. No obstante, este versículo alude proféticamente a la corona real que Jehová concedió a Jesús en 1914. El hecho de que la corona sea de oro indica la elevadísima calidad de este reinado.
22:1, 2. ¿Por qué pensó David que Jehová lo había abandonado? David soportaba tanta presión debido a sus enemigos que su ‘corazón se había hecho como cera y se había derretido muy dentro de sus entrañas’ (Salmo 22:14). Igual que Jesús cuando estaba en el madero, es posible que creyera que Jehová lo había abandonado (Mateo 27:46). Sus palabras manifiestan la reacción humana natural en una situación desesperada. La oración que aparece en Salmo 22:16-21, no obstante, deja claro que David no había perdido la fe en Dios.



Lecciones para nosotros:

19:1-6. Si la creación inanimada —que no puede hablar ni razonar— glorifica a Jehová, ¿no deberíamos hacerlo con más razón nosotros, que podemos pensar, hablar y rendir adoración? (Revelación [Apocalipsis] 4:11.)
19:7-11. ¡Cuánto nos beneficia cumplir los requisitos de Jehová!
19:12, 13. Debemos tener cuidado a fin de no pecar cometiendo equivocaciones o actos insolentes.
19:14. Es necesario prestar atención no solo a lo que hacemos, sino también a lo que decimos y pensamos.


Salmo 19:1
Me llamo la Atención que  menciona cielos y luego expansión. Obviamente los cielos son el universo,pero que era esta expansión?? 

"y de la obra de sus manos la expansión está informando". ¿como hace esto la atmósfera???
Pense en una puesta de Sol y lo que ella muestra, o que al mirar al cielo podemos ver como una pantalla de televisión las obras de el mediante los filtros que "la expansión" nos provee.

Perspicacia explica que expansión es la atmósfera, o lugar entre el cielo (literal) y la tierra (lugar formada por la división de aguas entre las aguas sobre al expansión y bajo la expansión segun genesis 1.  

Buscando encontre esta Alataya del 2004 1/6 pagina 10-11 

El universo declara la gloria de Dios
 
6 Salmo 19:1 responde así a la pregunta anterior: “Los cielos están declarando la gloria de Dios; y de la obra de sus manos la expansión está informando”. David consideró que las estrellas y los planetas que proyectaban su esplendor a través de “la expansión”, o atmósfera, eran prueba irrefutable de la existencia de un Dios glorioso. Añade: “Un día tras otro día hace salir burbujeando el habla, y una noche tras otra noche manifiesta conocimiento” (Salmo 19:2). Día tras día y noche tras noche, los cielos dan fe de la sabiduría y el poder creador de Dios, tal como si las expresiones de alabanza ‘salieran burbujeando’ de los cielos.
7 Sin embargo, se precisa discernimiento para oír esas expresiones. “No hay habla, y no hay palabras; no está oyéndose ninguna voz de parte de ellos.” Pero, aun así, el testimonio mudo de los cielos es contundente. “Por toda la tierra ha salido el cordel de medir de ellos, y hasta la extremidad de la tierra productiva sus expresiones.” (Salmo 19:3, 4.) Es como si los cielos hubieran extendido ‘cordeles de medir’ para asegurarse de que su mudo testimonio llegue a todo rincón del planeta.
8 Acto seguido, David describe otra maravilla de la creación: “En ellos [los cielos visibles] él ha establecido una tienda para el sol, y este es como un novio cuando sale de su cámara nupcial; se alboroza, como lo hace un hombre poderoso, de correr en una senda. De una extremidad de los cielos es la salida de este, y su circuito terminado alcanza hasta las otras extremidades de ellos; y nada hay que se oculte de su calor” (Salmo 19:4-6).

Salmos 19:12

 También me llamo la atención la expresión e pecados ocultos. ¿serian pecados que el salmista ocultara de Jehová??. Obviamente que a Jehová no se le pueden ocultar, más aun ¿porque pronunciarlo inocente? (o absuelto según Vine).


Según la Alataya del 1979 15/8 Que analiza casi todo el Salmo 19

SE PROVEE AYUDA A LOS SIERVOS DE DIOS
Hay más testimonio acerca del Creador en la ayuda que él provee para sus siervos imperfectos. Como se desprende claramente del Salmo 19, David apreciaba mucho la ley de Dios. Sin embargo, también se dio cuenta de que como hombre imperfecto necesitaba la ayuda de su Hacedor para comportarse correctamente. Esto se ve con claridad al considerar la porción final del Salmo 19. Leemos: “Las equivocaciones... ¿quién puede discernirlas? De pecados ocultos pronúnciame inocente. También de actos presuntuosos retén a tu siervo; no dejes que me dominen. En ese caso seré completo, y habré permanecido inocente de mucha transgresión. Que los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón lleguen a ser placenteros delante de ti, oh Jehová mi Roca y mi Redentor.”—Sal. 19:12-14.
David se daba cuenta de que como hombre imperfecto podía cometer pecados sin darse cuenta siquiera de lo que hacía. Por eso pedía que se le perdonaran las transgresiones que quizás estuvieran ocultas de él. Entonces, cuando su carne imperfecta quizás lo aguijoneara hacia el tomar un proceder incorrecto, deseaba mucho la ayuda de Dios. Deseaba que Jehová lo restringiera de actos de soberbia, presuntuosos. Quería que se le retuviera de llegar a tener como derrotero dominante el de actos presuntuosos. Si hubiera complacido su carne pecaminosa, hubiera llegado a estar bajo el control o dominio del pecado. En vez de eso, él quería ser completo en su devoción al Altísimo. Deseaba que hasta el mayor grado posible se le hallara “inocente de mucha transgresión.” Por lo tanto, oraba que su solicitud de ayuda, que brotaba de la “meditación” estimulada por el corazón, llegara a ser placentera delante de su Dios. En tiempos de peligro y angustia David se apoyaba en Jehová como sobre una roca sólida. También consideraba como Redentor suyo a Jehová, a Aquel que podía salvarlo de las garras de hombres inicuos así como de que sus pies se deslizaran hacia el pecado.






 


(Salmos 23:1-24:10)

Jehová es mi Pastor. Nada me faltará.  2 En prados herbosos me hace recostar; me conduce por descansaderos donde abunda el agua.  3 Refresca mi alma. Me guía por los senderos trillados de la justicia por causa de su nombre.  4 Aunque ande en el valle de sombra profunda, no temo nada malo, porque tú estás conmigo; tu vara y tu cayado son las cosas que me consuelan.  5 Dispones ante mí una mesa enfrente de los que me muestran hostilidad. Con aceite me has untado la cabeza; mi copa está bien llena.  6 De seguro el bien y la bondad amorosa mismos seguirán tras de mí todos los días de mi vida; y ciertamente moraré en la casa de Jehová hasta la largura de días.
De David. Melodía. 24 A Jehová pertenecen la tierra y lo que la llena, la tierra productiva y los que moran en ella.  2 Porque sobre los mares él mismo la ha fijado sólidamente, y sobre los ríos la mantiene firmemente establecida.  3 ¿Quién puede ascender a la montaña de Jehová, y quién puede levantarse en su lugar santo?  4 El inocente de manos y limpio de corazón, que no haya llevado Mi alma a pura indignidad, ni prestado juramento engañosamente.  5 Él se llevará bendición de parte de Jehová, y justicia de su Dios de salvación.  6 Esta es la generación de los que lo buscan, de los que procuran hallar tu rostro, oh [Dios de] Jacob. Sélah.  7 “¡Alcen sus cabezas, oh puertas, y álcense ustedes mismas, oh entradas de larga duración, para que entre el glorioso Rey!”  8 “¿Quién, pues, es este glorioso Rey?” “Jehová fuerte y poderoso, Jehová poderoso en batalla.”  9 “Alcen sus cabezas, oh puertas; sí, ¡álcen[las], oh entradas de larga duración, para que entre el glorioso Rey!” 10 “¿Quién, pues, es él, este glorioso Rey?” “Jehová de los ejércitos... él es el glorioso Rey.” Sélah.

¿Se convertirán todos los judíos al cristianismo? (rs pág. 219 párrs. 3, 4)
¿Se convertirán todos los judíos a la fe en Cristo y alcanzarán la salvación eterna?
  Rom. 11:25, 26: “No quiero, hermanos, que ignoren este secreto sagrado, para que no sean discretos a sus propios ojos: que un embotamiento de las sensibilidades le ha sucedido en parte a Israel hasta que el número completo de la gente de las naciones haya entrado, y de esta manera [“de esta manera”, VM, Str; “así”, BJ, CI; hou′tos, en griego] todo Israel será salvo.” (Note que la salvación de “todo Israel” se logra, no por la conversión de todos los judíos, sino por ‘entrar’ gente de las naciones gentiles. Algunos traductores han vertido el versículo 26 de la siguiente manera: “Y después de esto los demás de Israel obtendrán la salvación”. Pero A Manual Greek Lexicon of the New Testament [Edimburgo, 1937, G. Abbott-Smith, pág. 329] define hou′tos con el significado: “de esta manera, así”.)
  Para entender correctamente lo que está escrito en Romanos 11:25, 26, debemos también tomar en consideración las siguientes declaraciones que aparecen en capítulos anteriores de la carta a los Romanos: “No es judío el que lo es por fuera, ni es la circuncisión la que está afuera en la carne. Mas es judío el que lo es por dentro, y su circuncisión es la del corazón por espíritu, y no por un código escrito” (2:28, 29). “No todos los que provienen de Israel son realmente ‘Israel’.” (9:6.)

¿Cómo y cuándo se cumplirá Romanos 8:21?
(Romanos 8:21) de que la creación misma también será libertada de la esclavitud a la corrupción y tendrá la gloriosa libertad de los hijos de Dios.
Información Adicional

*** Dios nos habla mediante Jeremías*** Capitulo 14  Beneficios del nuevo pacto

La promesa de Jehová de perdonar los pecados mediante el nuevo pacto se habrá cumplido en toda su extensión al fin del Reinado Milenario de Cristo. Jesucristo y los 144.000 subsacerdotes habrán restaurado a la perfección a los seres humanos fieles. Quienes superen la prueba final llegarán a ser miembros de pleno derecho de la familia universal de Jehová.

*** Unidos en la adoración del único Dios verdadero***  Capítulo 24 El propósito de Jehová alcanza glorioso éxito

Amorosamente Jehová adoptará como hijos suyos mediante Cristo a todos los humanos perfeccionados que pasen con éxito esa prueba final y decisiva. Ellos entonces participarán a plenitud en la “gloriosa libertad de los hijos de Dios” (Rom. 8:21). Al fin llegarán a ser parte de la familia universal unida de Dios, para todos los cuales Jehová será para siempre el único Dios, el Soberano Universal, y su amoroso Padre. Entonces toda la creación inteligente de Jehová, en el cielo y en la Tierra, de nuevo estará unida en la adoración del único Dios verdadero.
Nota del blog
La libertad referida es a la libertad del pecado y la corrupción, es decir no existirán las tendencias que heredamos de nuestros primeros padres. No es la libertad Satánica a la que optaron Adán y Eva, la de decidir lo que es bueno y lo que es malo. Seremos como Adán antes de pecar, hijos de Dios.

2 comentarios:

  1. Disclpen si no puse puntos sobresalientes. Si me da el tiempo lo haré, tengo asignación y me acorto el tiempo disponible.

    ResponderEliminar
  2. Vaya, gran trabajo, no se preocupe, igual me ayuda a estudiar la biblia.

    ResponderEliminar

.