Google Website Translator Gadget

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian templates google Portuguese foro de coches Japanese catálogos de Korean entrevistas a Arabic Chinese Simplified

Buscar este blog

Cargando...

Traductor

lunes, 4 de junio de 2012

Maglio: "Es importante establecer límites a los esfuerzos terapéuticos"

http://www.chacodiapordia.com/noticia.php?n=65467

 

1 Junio 2012 Maglio es abogado diplomado en Salud Pública y autor de varios libros vinculados al derecho médico. En diálogo con RADIO CIUDAD reflexionó sobre el caso de la niña Luz Milagros.

 

“Acá lo importante es que por encima del valor vida, hay otro valor sustancial que es el sentido de dignidad que cada uno le puede dar a su proyecto de vida. El problema es que hablar de la muerte es difícil. Reconocer el límite de la existencia a veces es doloroso, como en el caso de la niña Luz Milagros”, sostuvo.

 

“Es importante que desde la medicina se reflexione sobre los límites y el esfuerzo terapéutico. En muchos casos, los criterios para las maniobras de reanimación tienen que ser muy claros. En determinadas situaciones hay consenso médico que en algunos casos no es moralmente lícito iniciar maniobras de resucitación, porque lo que pasa es que estas maniobras a veces provocan estos cuadros lamentables”, señaló Maglio.

 

“Es importante que los propios médicos puedan establecer racionalmente y con prudencia los límites de los esfuerzos terapéuticos. Hay muchos casos en nuestro país de personas que están en estado vegetativo, pero que están en esa situación porque en su momento se ha intentado reanimar en situaciones clínicas donde esto no era lo aconsejable”, recordó.

Respecto a las situaciones de esta naturaleza que tienen como protagonistas a niños y adolescentes, recordó que en lo que hace al cuidado de la salud son los padres los que deben tomar las decisiones.

“Pero esa decisión se tiene que tomar siempre privilegiando el más alto interés de los niños. Más que proteger el deseo de los padres, hay que proteger el interés superior de los niños”, remarcó.

“En este caso, el de Luz Milagros, todos deberían pensar en el interés mejor de la niña, y lo más prudente sería quizás limitar el esfuerzo terapéutico para evitar un sufrimiento desmesurado”, planteó Maglio.

Por otra parte, recordó que existen guías y recomendaciones para la abstención y el retiro de las medidas de soporte vital, como las que ofrece la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva a través de su comité de Bioética.

“Estas recomendaciones establecen claramente que cuando ya no hay nada que hacer desde el punto de vista médico, es mandatario el retiro de las medidas de soporte vital”, señaló.

No obstante, observó que la situación de la beba Luz Milagros es, como otros similares, “un caso dilemático”. “A veces estos casos terminan judicializándose, lamentablemente. También hay que comprender que los médicos tienen cierto temor a un reclamo judicial”, indicó.

“De todas formas, las recomendaciones de los comités de Bioéticas no son mandatarias, son sugerencias”, aclaró Maglio.

“El 24 de mayo se promulgó la ley, mal llamada de muerte digna, porque en realidad lo que hace esta ley es modificar la ley vigente, de Derecho de los Pacientes, que introduce un derecho que es el de cualquier persona que pueda tomar en cuanto a rechazar determinados tratamientos médicos cuyo objetivo en muchos casos es solo la prolongación de la agonía en forma artificial”, explicó.

“Este es un derecho que está consagrado en la Constitución Nacional. Por imperio del artículo 19, cualquier conducta autoreferente libre y esclarecida que no afecte derechos de terceros tiene que ser respetada”, señaló.

La Corte Suprema viene insistiendo, como en el caso de los Testigos de Jehová, que se discute también ahora, en que esas conductas autoreferentes de una persona adulta tienen que ser respetadas si se hacen de acuerdo a convicciones íntimas y creencias muy arraigadas”, concluyó Maglio.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

.