Google Website Translator Gadget

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian templates google Portuguese foro de coches Japanese catálogos de Korean entrevistas a Arabic Chinese Simplified

Buscar este blog

Cargando...

Traductor

martes, 20 de diciembre de 2011

Programa de la Escuela del Ministerio Teocrático del año 2011 Semana 19 de Diciembre

Lectura de la Biblia:  Isaías 11 a 16

Núm. 1: Isaías 13:1-16

Núm. 2: Por qué andamos por fe y no por vista (2 Cor. 5:7)

Núm. 3:  Si alguien dice... "Hoy día las condiciones no son peores de lo que fueron antes; siempre ha habido guerras, hambres, terremotos y crímenes" (rs pág. 427 párr. 5–pág. 428 párr. 2)

 

(Isaías 11:1-16:14)

Isaías 11

11 Y tiene que salir una ramita del tocón de Jesé; y procedente de sus raíces un brote será fructífero. 2 Y sobre él tiene que asentarse el espíritu de Jehová, el espíritu de sabiduría y de entendimiento, el espíritu de consejo y de poderío, el espíritu de conocimiento y del temor de Jehová; 3 y habrá disfrute por él en el temor de Jehová. Y él no juzgará por la mera apariencia de las cosas a sus ojos, ni censurará simplemente según lo que oigan sus oídos. 4 Y con justicia tiene que juzgar a los de condición humilde, y con rectitud tiene que administrar censura a favor de los mansos de la tierra. Y tiene que golpear la tierra con la vara de su boca; y con el espíritu de sus labios dará muerte al inicuo. 5 Y la justicia tiene que resultar ser el cinto de sus caderas, y la fidelidad el cinto de sus lomos. 6 Y el lobo realmente morará por un tiempo con el cordero, y el leopardo mismo se echará con el cabrito, y el becerro y el leoncillo crinado y el animal bien alimentado todos juntos; y un simple muchachito será guía sobre ellos. 7 Y la vaca y la osa mismas pacerán; sus crías se echarán juntas. Y hasta el león comerá paja justamente como el toro. 8 Y el niño de pecho ciertamente jugará sobre el agujero de la cobra; y sobre la abertura para la luz de una culebra venenosa realmente pondrá su propia mano un niño destetado. 9 No harán ningún daño ni causarán ninguna ruina en toda mi santa montaña; porque la tierra ciertamente estará llena del conocimiento de Jehová como las aguas cubren el mismísimo mar. 10 Y en aquel día tiene que suceder que habrá la raíz de Jesé que estará de pie como señal enhiesta para los pueblos. A él hasta las naciones se dirigirán inquiriendo, y su lugar de descanso tiene que llegar a ser glorioso. 11 Y en aquel día tiene que suceder que Jehová volverá a ofrecer su mano, por segunda vez, para adquirir el resto de su pueblo que quede de Asiria y de Egipto y de Patrós y de Cus y de Elam y de Sinar y de Hamat y de las islas del mar. 12 Y ciertamente levantará una señal enhiesta para las naciones y reunirá a los dispersos de Israel; y juntará a los esparcidos de Judá desde las cuatro extremidades de la tierra. 13 Y el celo de Efraín tendrá que irse, y aun los que muestren hostilidad a Judá serán cortados. Efraín mismo no estará celoso de Judá, ni Judá mostrará hostilidad hacia Efraín. 14 Y tendrán que volar contra el hombro de los filisteos al occidente; juntos saquearán a los hijos de Oriente. Edom y Moab serán aquellos sobre quienes alargarán la mano, y los hijos de Ammón serán sus súbditos. 15 Y Jehová ciertamente cortará la lengua del mar de Egipto, y agitará su mano hacia el Río en el ardor de su espíritu. Y tendrá que golpearlo en [sus] siete torrentes, y realmente hará que la gente ande en [sus] sandalias. 16 Y tiene que llegar a haber una calzada que salga de Asiria para el resto de su pueblo que quede, tal como llegó a haber [una] para Israel el día en que subió de la tierra de Egipto.

 

Isaías 12

12 Y en aquel día de seguro dirás: "Te daré gracias, oh Jehová, porque [aunque] te enojaste conmigo, tu cólera gradualmente se volvió atrás, y procediste a consolarme. 2 ¡Mira! Dios es mi salvación. Confiaré y no estaré en pavor; porque Jah Jehová es mi fuerza y [mi] poderío, y él llegó a ser la salvación para mí". 3 Con alborozo ustedes de seguro sacarán agua de los manantiales de la salvación. 4 Y en aquel día ustedes ciertamente dirán: "¡Den gracias a Jehová! Invoquen su nombre. Den a conocer entre los pueblos sus tratos. Hagan mención de que su nombre está puesto en alto. 5 Celebren a Jehová con melodía, porque ha obrado de manera sobresaliente. Esto se da a conocer en toda la tierra. 6 "Da chillidos [de alegría] y grita de gozo, oh moradora de Sión, porque grande en medio de ti es el Santo de Israel".

 

Isaías 13

13 La declaración formal contra Babilonia que Isaías el hijo de Amoz vio en visión: 2 "Sobre una montaña de rocas peladas levanten una señal enhiesta. Alcen la voz a ellos, agiten la mano, para que ellos entren en las entradas de los nobles. 3 Yo mismo he dado la orden a mis santificados. También he llamado a mis poderosos para [expresar] mi cólera, a mis eminentemente alborozados. 4 ¡Escuchen! ¡Una muchedumbre en las montañas, algo semejante a un pueblo numeroso! ¡Escuchen! ¡El alboroto de reinos, de naciones reunidas! Jehová de los ejércitos está reuniendo en formación militar al ejército de guerra. 5 Vienen desde la tierra lejana, desde la extremidad de los cielos, Jehová y las armas de su denunciación, para destrozar toda la tierra. 6 "¡Aúllen, porque el día de Jehová está cercano! Como despojo violento de parte del Todopoderoso vendrá. 7 Por eso todas las manos mismas caerán, y el entero corazón mismo del hombre mortal se derretirá. 8 Y la gente se ha perturbado. Convulsiones y dolores de parto mismos se apoderan; están con dolores como una mujer que está dando a luz. Se miran unos a otros con asombro. Sus rostros son rostros inflamados. 9 "¡Miren! Viene el mismísimo día de Jehová, cruel tanto con furor como con cólera ardiente, a fin de hacer de la tierra un objeto de pasmo, y para aniquilar a los pecadores [de la tierra] de en medio de ella. 10 Porque las mismísimas estrellas de los cielos y sus constelaciones de Kesil no despedirán su luz; el sol realmente se oscurecerá al salir, y la luna misma no hará brillar su luz. 11 Y ciertamente demostraré indisputablemente sobre la tierra productiva [su propia] maldad, y sobre los inicuos mismos el propio error de ellos. Y realmente haré cesar el orgullo de los presuntuosos, y la altivez de los tiranos abatiré. 12 Haré al hombre mortal más raro que el oro refinado, y al hombre terrestre [más raro] que el oro de Ofir. 13 Por eso haré que el cielo mismo se agite, y la tierra se mecerá y moverá de su lugar ante el furor de Jehová de los ejércitos y ante el día de su cólera ardiente. 14 Y tiene que suceder que, como una gacela ahuyentada y como un rebaño sin nadie que lo junte, se dirigirán, cada cual a su propio pueblo; y huirán, cada cual a su propia tierra. 15 Todo el que sea hallado será traspasado, y todo el que sea atrapado en la barrida caerá a espada; 16 y sus mismos hijos serán estrellados ante sus ojos. Sus casas serán saqueadas, y sus propias esposas serán forzadas. 17 "Aquí voy a despertar contra ellos a los medos, que consideran la plata misma como nada, y que, respecto al oro, no se deleitan en él. 18 Y [sus] arcos harán añicos hasta a los jóvenes. Y al fruto del vientre no le tendrán piedad; su ojo no sentirá lástima por los hijos. 19 Y Babilonia, la decoración de reinos, la hermosura del orgullo de los caldeos, tiene que llegar a ser como cuando Dios derribó a Sodoma y Gomorra. 20 Nunca será habitada, ni residirá por generación tras generación. Y allí el árabe no asentará su tienda, y no habrá pastores que dejen que [sus rebaños] se echen allí. 21 Y allí los frecuentadores de regiones áridas ciertamente se echarán, y sus casas tendrán que estar llenas de búhos reales. Y allí tienen que residir los avestruces, y demonios mismos de forma de cabra irán brincando por allí. 22 Y chacales tienen que aullar en sus torres de habitación, y la culebra grande estará en los palacios de deleite exquisito. Y la sazón para ella está próxima a llegar, y sus días mismos no serán postergados".

 

Isaías 14

14 Porque Jehová mostrará misericordia a Jacob, y con certeza todavía escogerá a Israel; y realmente les dará descanso sobre su suelo, y el residente forastero tiene que unirse a ellos, y tienen que adherirse a la casa de Jacob. 2 Y los pueblos realmente los tomarán y los llevarán a su propio lugar, y la casa de Israel tiene que tomarlos para sí como posesión sobre el suelo de Jehová, como siervos y como siervas; y tienen que llegar a ser los apresadores de aquellos que los tenían cautivos, y tienen que tener en sujeción a aquellos que los obligaban a trabajar. 3 Y tiene que suceder, el día en que Jehová te dé descanso de tu dolor y de tu agitación y de la dura esclavitud en la que fuiste hecho esclavo, 4 que tienes que levantar este dicho proverbial contra el rey de Babilonia y decir: "¡Cómo ha cesado el que obligaba [a otros] a trabajar, [cómo] ha cesado la opresión! 5 Jehová ha quebrado la vara de los inicuos, el bastón de los que gobernaban, 6 el que golpeaba a los pueblos en furor con un golpe incesantemente, el que sojuzgaba a las naciones en consumada cólera con una persecución sin restricción. 7 Toda la tierra ha entrado en descanso, ha quedado libre de disturbio. La gente se ha puesto alegre con clamores gozosos. 8 Hasta los enebros se han regocijado también a causa de ti, los cedros del Líbano, [diciendo:] 'Desde que has yacido, no sube contra nosotros ningún cortador [de leña]'. 9 "Aun el Seol debajo se ha agitado a causa de ti a fin de venir a tu encuentro a tu llegada. A causa de ti ha despertado a los que están impotentes en la muerte, a todos los caudillos de la tierra semejantes a cabras. Ha hecho que todos los reyes de las naciones se levanten de sus tronos. 10 Todos ellos se expresan y te dicen: '¿A ti mismo también se te ha hecho débil como nosotros? ¿A nosotros se te ha hecho comparable? 11 Al Seol ha sido bajado tu orgullo, el estruendo de tus instrumentos de cuerda. Debajo de ti, las cresas están extendidas como lecho; y gusanos son tu cubierta'. 12 "¡Oh, cómo has caído del cielo, tú, el resplandeciente, hijo del alba! ¡Cómo has sido cortado a tierra, tú que estabas incapacitando a las naciones! 13 En cuanto a ti, has dicho en tu corazón: 'A los cielos subiré. Por encima de las estrellas de Dios alzaré mi trono, y me sentaré sobre la montaña de reunión, en las partes más remotas del norte. 14 Subiré por encima de los lugares altos de las nubes; me haré parecer al Altísimo'. 15 "Sin embargo, al Seol se te hará bajar, a las partes más remotas del hoyo. 16 Los que te ven fijarán su mirada aun en ti; harán un examen minucioso hasta de ti, [y dirán:] '¿Es este el hombre que estuvo agitando la tierra, que estuvo haciendo mecerse los reinos, 17 que hizo que la tierra productiva fuera como el desierto y que derribó sus mismísimas ciudades, que no abrió el camino hacia casa siquiera a sus prisioneros?'. 18 Todos los otros reyes de las naciones, sí, todos ellos, han yacido en gloria, cada uno en su propia casa. 19 Pero en cuanto a ti, tú has sido arrojado sin sepultura para ti, como un brote detestado, vestido de muertos atravesados por la espada que bajan a las piedras de un hoyo, como un cadáver pisoteado. 20 No llegarás a unirte con ellos en un sepulcro, porque arruinaste tu propia tierra, mataste a tu propio pueblo. Hasta tiempo indefinido la prole de los malhechores no será nombrada. 21 "Preparen ustedes un tajo para los propios hijos de él a causa del error de los antepasados de ellos, para que no se levanten y realmente tomen posesión de la tierra y llenen de ciudades la haz de la tierra productiva". 22 "Y ciertamente me levantaré contra ellos", es la expresión de Jehová de los ejércitos. "Y ciertamente cortaré de Babilonia nombre y resto y descendencia y posteridad", es la expresión de Jehová. 23 "Y ciertamente la haré posesión de puercos espines y estanques de agua llenos de cañas, y ciertamente la barreré con la escoba de la aniquilación", es la expresión de Jehová de los ejércitos. 24 Jehová de los ejércitos ha jurado, y dicho: "De seguro tal como he calculado, así tiene que suceder; y tal como he aconsejado, eso es lo que se realizará, 25 a fin de quebrar al asirio en mi tierra, y para que lo pisotee en mis propias montañas; y para que su yugo realmente se aparte de sobre ellos, y para que su mismísima carga se aparte de sobre el hombro de ellos". 26 Este es el consejo que está aconsejado contra toda la tierra, y esta es la mano que está extendida contra todas las naciones. 27 Porque Jehová de los ejércitos mismo ha aconsejado, y ¿quién puede desbaratar[lo]? Y su mano es la que está extendida, y ¿quién puede volverla atrás? 28 El año en que murió el rey Acaz ocurrió esta declaración formal: 29 "No te regocijes, oh Filistea, ninguno de ti, simplemente porque ha sido quebrado el bastón del que te golpeaba. Porque de la raíz de la serpiente saldrá una culebra venenosa, y su fruto será una culebra abrasadora voladora. 30 Y los primogénitos de los de condición humilde ciertamente se alimentarán, y en seguridad los pobres mismos se acostarán. Y ciertamente haré morir de hambre tu raíz, y lo que de ti quede será matado. 31 ¡Aúlla, oh puerta! ¡Clama, oh ciudad! ¡Tú, toda, tienes que desalentarte, oh Filistea! Porque desde el norte viene un humo, y no hay nadie que se aísle de sus filas". 32 ¿Y qué dirá cualquiera en respuesta a los mensajeros de la nación? Que Jehová mismo ha colocado el fundamento de Sión, y en ella se refugiarán los afligidos de su pueblo.

 

Isaías 15

15 La declaración formal contra Moab: Porque de noche ha sido despojado violentamente, Ar de Moab misma ha sido reducida a silencio. Porque de noche ha sido despojado violentamente, Quir de Moab misma ha sido reducida a silencio. 2 Él ha subido a La Casa y a Dibón, a los lugares altos, a un llanto. Por Nebo y por Medebá aúlla Moab mismo. En todas las cabezas en él hay calvicie; toda barba está cortada. 3 En sus calles se han ceñido de saco. Sobre sus techos y en sus plazas públicas aúllan todos los suyos, y descienden con llanto. 4 Y Hesbón y Elealé claman. Hasta Jáhaz se ha oído su voz. Por eso los mismos hombres armados de Moab siguen gritando. Su misma alma se ha estremecido en su interior. 5 Mi propio corazón clama a causa de Moab mismo. Sus fugitivos ya han llegado hasta Zóar [y] Eglat-selisiyá. Porque por la cuesta de Luhit... con llanto [cada] uno sube por ella; porque por el camino de Horonaim levantan el alarido acerca de la catástrofe. 6 Porque las mismísimas aguas de Nimrim llegan a ser verdaderas desolaciones. Porque se ha secado la hierba verde, se ha acabado la hierba; nada ha verdeado. 7 Por eso las sobras y sus bienes almacenados que ellos han ahorrado, ellos siguen llevándolos directamente a través del valle torrencial de los álamos. 8 Porque el alarido ha dado la vuelta al territorio de Moab. Su aullido alcanza hasta Eglaim; su aullido alcanza hasta Beer-elim, 9 porque las mismísimas aguas de Dimón se han llenado de sangre. Pues sobre Dimón pondré cosas adicionales, tales como un león para los escapados de Moab que escapen y para los restantes del suelo.

 

Isaías 16

16 Envíen un carnero al gobernante del país, desde Sela hacia el desierto, a la montaña de la hija de Sión. 2 Y tiene que ocurrir [que] como criatura alada huidora, espantada de [su] nido, llegarán a ser las hijas de Moab en los vados del Arnón. 3 "Introduzcan consejo, ejecuten la decisión. "Haz tu sombra justamente como la noche en pleno mediodía. Oculta a los dispersos; no traiciones a nadie que huya. 4 Residan mis dispersos como forasteros aun en ti, oh Moab. Llega a ser escondrijo para ellos a causa del que despoja con violencia. Porque el opresor ha llegado a su fin; el despojar violentamente ha terminado; los que hollaban [a otros] han sido acabados de sobre la tierra. 5 "Y en bondad amorosa ciertamente se establecerá firmemente un trono; y uno tendrá que sentarse sobre él con apego a la verdad en la tienda de David, juzgando y buscando el derecho y siendo pronto en la justicia." 6 Hemos oído del orgullo de Moab, que él es muy orgulloso; su altivez y su orgullo y su furor... su habla vacía no será así. 7 Por lo tanto, Moab aullará por Moab; aun todo él aullará. Por las tortas de pasas de Quir-haréset los abatidos verdaderamente lanzarán quejidos, 8 porque los terraplenes mismos de Hesbón se han marchitado. La vid de Sibmá... los dueños mismos de las naciones han abatido sus [ramas] de color rojo brillante. Hasta Jazer habían llegado; habían andado errantes en el desierto. Se había dejado que sus propios sarmientos crecieran con exuberancia de por sí; habían pasado hasta el mar. 9 Por eso lloraré con el llanto de Jazer por la vid de Sibmá. Te empaparé con mis lágrimas, oh Hesbón y Elealé, porque la gritería aun sobre tu verano y sobre tu cosecha ha caído. 10 Y regocijo y gozo han sido quitados del huerto; y en las viñas no se clama gozosamente, no se dan gritos. No extrae vino en los lagares el pisador. He hecho cesar la gritería. 11 Por eso mis mismísimas entrañas están alborotadas como un arpa hasta a causa de Moab, y lo de en medio de mí a causa de Quir-haréset. 12 Y sucedió que se vio que Moab quedó fatigado sobre el lugar alto; y vino a su santuario para orar, y no pudo lograr nada. 13 Esta es la palabra que habló Jehová respecto a Moab anteriormente. 14 Y ahora Jehová ha hablado, y dicho: "Dentro de tres años, conforme a los años de un trabajador asalariado, a la gloria de Moab también se tiene que deshonrar con mucha conmoción de toda suerte, y los que queden serán muy pocos, no poderosos".

 

 

Núm. 1: Isaías 13:1-16

13 La declaración formal contra Babilonia que Isaías el hijo de Amoz vio en visión: 2 "Sobre una montaña de rocas peladas levanten una señal enhiesta. Alcen la voz a ellos, agiten la mano, para que ellos entren en las entradas de los nobles. 3 Yo mismo he dado la orden a mis santificados. También he llamado a mis poderosos para [expresar] mi cólera, a mis eminentemente alborozados. 4 ¡Escuchen! ¡Una muchedumbre en las montañas, algo semejante a un pueblo numeroso! ¡Escuchen! ¡El alboroto de reinos, de naciones reunidas! Jehová de los ejércitos está reuniendo en formación militar al ejército de guerra. 5 Vienen desde la tierra lejana, desde la extremidad de los cielos, Jehová y las armas de su denunciación, para destrozar toda la tierra. 6 "¡Aúllen, porque el día de Jehová está cercano! Como despojo violento de parte del Todopoderoso vendrá. 7 Por eso todas las manos mismas caerán, y el entero corazón mismo del hombre mortal se derretirá. 8 Y la gente se ha perturbado. Convulsiones y dolores de parto mismos se apoderan; están con dolores como una mujer que está dando a luz. Se miran unos a otros con asombro. Sus rostros son rostros inflamados. 9 "¡Miren! Viene el mismísimo día de Jehová, cruel tanto con furor como con cólera ardiente, a fin de hacer de la tierra un objeto de pasmo, y para aniquilar a los pecadores [de la tierra] de en medio de ella. 10 Porque las mismísimas estrellas de los cielos y sus constelaciones de Kesil no despedirán su luz; el sol realmente se oscurecerá al salir, y la luna misma no hará brillar su luz. 11 Y ciertamente demostraré indisputablemente sobre la tierra productiva [su propia] maldad, y sobre los inicuos mismos el propio error de ellos. Y realmente haré cesar el orgullo de los presuntuosos, y la altivez de los tiranos abatiré. 12 Haré al hombre mortal más raro que el oro refinado, y al hombre terrestre [más raro] que el oro de Ofir. 13 Por eso haré que el cielo mismo se agite, y la tierra se mecerá y moverá de su lugar ante el furor de Jehová de los ejércitos y ante el día de su cólera ardiente. 14 Y tiene que suceder que, como una gacela ahuyentada y como un rebaño sin nadie que lo junte, se dirigirán, cada cual a su propio pueblo; y huirán, cada cual a su propia tierra. 15 Todo el que sea hallado será traspasado, y todo el que sea atrapado en la barrida caerá a espada; 16 y sus mismos hijos serán estrellados ante sus ojos. Sus casas serán saqueadas, y sus propias esposas serán forzadas.

 

Núm. 2: Por qué andamos por fe y no por vista (2 Cor. 5:7)



(2 Corintios 5:7) porque andamos por fe, no por vista.

 

 

*** W98 15/1 Andamos por fe, no por vista ***

"Andamos por fe, no por vista"

"Andamos por fe, no por vista." (2 CORINTIOS 5:7.)

CADA vez que oramos tal como se indica en la Palabra de Dios, mostramos al menos cierto grado de fe. También evidenciamos la fe cuando empezamos a dar testimonio del Reino de Dios. Y cuando dedicamos nuestra vida a Jehová, demostramos que deseamos 'andar por fe', es decir, que la fe dirija nuestro modo de vivir (2 Corintios 5:7; Colosenses 1:9, 10).

2 Sin embargo, para que podamos andar por fe, esta debe estar bien fundamentada (Hebreos 11:1, 6). Muchas personas se sienten atraídas a los testigos de Jehová debido a sus elevadas normas morales y al amor que se tienen entre sí. Este es un buen comienzo, pero no significa que tales personas tengan fe. En el caso de otras, es posible que el cónyuge, o uno de los padres, esté fuerte en la fe, y que ellas participen en algunas de sus actividades de ese ser querido. Tener tal influencia en el hogar es, sin duda, una bendición, pero no sustituye al amor a Dios y la fe personales (Lucas 10:27, 28).

3 Los cristianos que en verdad andan por fe están completamente convencidos de que la Biblia es la Palabra de Dios. Hay muchas pruebas de que en realidad la Sagrada Escritura "es inspirada de Dios" (2 Timoteo 3:16). ¿Cuántas de estas pruebas se necesitan para llegar a tal convicción? Eso suele depender de los antecedentes de cada uno. Lo que convence totalmente a una persona puede que no satisfaga a otra. En algunos casos, aunque se presenten pruebas abundantes e irrefutables, la persona se resiste a aceptar la conclusión lógica a la que estas llevan. ¿Por qué? Debido a motivos profundamente arraigados en el corazón (Jeremías 17:9). Por tanto, aunque alguien diga interesarse en el propósito de Dios, es posible que su corazón anhele la aprobación de la gente mundana, o que no quiera abandonar un modo de vivir contrario a las normas bíblicas. No obstante, si la persona tiene verdadera hambre de la verdad, si es honrada consigo misma, y si es humilde, con el tiempo reconocerá que la Biblia es la Palabra de Dios.

4 Las personas a quienes se ayuda a estudiar la Biblia por lo general reconocen en unos cuantos meses que tienen suficientes pruebas de que esta es la Palabra de Dios. Si entonces abren el corazón para que Jehová las instruya, lo que aprenden moldea gradualmente sus pensamientos, deseos y motivaciones más íntimos (Salmo 143:10). Romanos 10:10 dice que la persona ejerce fe "con el corazón". Su fe expresa lo que verdaderamente siente, y se hace claramente manifiesta en su modo de vivir.

 

20 Tenemos mucho más de lo que tuvieron Noé, Abrahán y Moisés. Tenemos la Palabra de Dios completa, y gran parte de ella ya se ha cumplido. En vista de todo lo que dice la Biblia acerca de los hombres y las mujeres que fueron fieles testigos de Jehová y aguantaron pruebas de toda clase, Hebreos 12:1 nos insta: "Quitémonos nosotros también todo peso, y el pecado que fácilmente nos enreda, y corramos con aguante la carrera que está puesta delante de nosotros". Nuestra fe no es algo que podamos dar por sentado. "El pecado que fácilmente nos enreda" es la falta de fe. Hay que librar una dura batalla para seguir 'andando por fe'.

 

*** W05 15/9 Andemos por fe, no por vista ***

 

Andemos por fe, no por vista

"Andamos por fe, no por vista." (2 CORINTIOS 5:7.)

CORRE el año 55 de nuestra era. Han pasado ya cerca de veinte años desde que un hombre llamado Saulo, que combatía a los cristianos, abrazó el cristianismo y llegó a ser conocido como el apóstol Pablo. Pero el tiempo no ha menguado ni debilitado su fe en Dios. Aunque no ha contemplado literalmente realidades celestiales, tiene una fe firme. De ahí que escriba lo siguiente a los cristianos ungidos, que tienen la esperanza de ir al cielo: "Andamos por fe, no por vista" (2 Corintios 5:7).

2 Andar por fe implica tener confianza absoluta en que Dios puede dirigir nuestra vida; supone estar totalmente convencidos de que él realmente sabe lo que más nos conviene (Salmo 119:66). A la hora de tomar decisiones y obrar en consecuencia, tenemos en cuenta "realidades que no vemos" (Hebreos 11:1, La Biblia interconfesional). Entre estas se incluyen los prometidos "nuevos cielos y [...] nueva tierra" (2 Pedro 3:13). En cambio, andar por vista significa dejar que nuestra vida esté gobernada únicamente por lo que percibimos a través de los sentidos. Tal proceder es peligroso porque puede inducirnos a desatender por completo la voluntad de Dios (Salmo 81:12; Eclesiastés 11:9).

3 Sea que pertenezcamos al "rebaño pequeño", que tiene la llamada celestial, o a las "otras ovejas", que esperan vivir en la Tierra, cada cual debe tomar muy a pecho la exhortación de andar por fe y no por vista (Lucas 12:32; Juan 10:16). Veamos cómo la aplicación de este consejo inspirado evitará que sucumbamos al 'disfrute temporal del pecado', que caigamos en el lazo del materialismo y que perdamos de vista el fin del presente sistema de cosas. También examinaremos los peligros que entraña andar por vista (Hebreos 11:25).

Los peligros de andar por vista

15 Lo que le sucedió al antiguo pueblo de Israel demuestra los peligros que conlleva dejar que nuestra fe se debilite a consecuencia de andar por vista. A pesar de haber sido testigos de las diez plagas que humillaron a los falsos dioses de Egipto y haber experimentado después la espectacular liberación a través del mar Rojo, los israelitas desobedecieron y fabricaron un becerro de oro para adorarlo. Se inquietaron y se cansaron de esperar a Moisés, que "tardaba mucho en bajar de la montaña" (Éxodo 32:1-4). La impaciencia los llevó a adorar un ídolo visible. El que anduvieran por vista fue un insulto para Jehová y causó la ejecución de "unos tres mil hombres" (Éxodo 32:25-29). ¡Qué triste es cuando un siervo de Jehová toma decisiones que demuestran que no confía en Dios y en su capacidad para cumplir sus promesas!

16 Fijarse solo en la apariencia exterior de las cosas también perjudicó a los israelitas de otras maneras. Los hizo temblar de miedo frente a sus enemigos (Números 13:28, 32; Deuteronomio 1:28). Dio lugar a que desafiaran la autoridad dada por Dios a Moisés y se quejaran de su suerte. Su falta de fe hizo que prefirieran Egipto, país dominado por los demonios, a la Tierra Prometida (Números 14:1-4; Salmo 106:24). ¡Cuánto dolor debió causar la insolencia de este pueblo a su Rey invisible, Jehová!

17 En tiempos del profeta Samuel, la favorecida nación de Israel volvió a caer en la trampa de andar por vista. Quisieron tener un rey visible. Aunque Jehová había demostrado ser su Rey, esto no bastó para hacerlos andar por fe (1 Samuel 8:4-9). Tontamente rechazaron la guía perfecta de Jehová y optaron por ser como los pueblos vecinos en perjuicio propio (1 Samuel 8:19, 20).

18 En nuestros tiempos, los siervos de Jehová Dios valoramos mucho nuestra buena relación con él. Ansiamos aprender y aplicar en la vida las valiosas lecciones que extraemos de los ejemplos del pasado (Romanos 15:4). Cuando los israelitas anduvieron por vista, olvidaron que Dios los dirigía mediante Moisés. Si nos descuidamos, nosotros también podríamos olvidar que Jehová Dios y el Moisés Mayor, Jesucristo, dirigen a la congregación cristiana en la actualidad (Revelación 1:12-16). Debemos guardarnos de adoptar un punto de vista humano sobre la parte terrestre de la organización de Jehová. De lo contrario, podríamos desarrollar un espíritu quejumbroso y perder el aprecio por los representantes de Jehová y por el alimento espiritual que nos proporciona "el esclavo fiel y discreto" (Mateo 24:45).

Resolvámonos a andar por fe

19 Dice la Biblia: "Tenemos una lucha, no contra sangre y carne, sino contra los gobiernos, contra las autoridades, contra los gobernantes mundiales de esta oscuridad, contra las fuerzas espirituales inicuas en los lugares celestiales" (Efesios 6:12). Nuestro principal enemigo es el Diablo. En su intento de destruir nuestra fe en Jehová, no desaprovechará ningún instrumento de persuasión que pueda desviarnos de nuestra decisión de servir a Dios (1 Pedro 5:8). ¿Cómo evitamos que nos engañe la apariencia exterior del sistema de Satanás? ¡Andando por fe, no por vista! La confianza en las promesas de Jehová impedirá que experimentemos "naufragio respecto a [nuestra] fe" (1 Timoteo 1:19). Por lo tanto, resolvámonos por todos los medios a seguir andando por fe, con absoluta confianza en la bendición de Jehová, y sigamos orando para que podamos escapar de las cosas que han de suceder pronto (Lucas 21:36).

20 En nuestro andar por fe y no por vista, contamos con un Modelo magnífico. "Cristo sufrió por ustedes —dice la Biblia—, dejándoles dechado para que sigan sus pasos con sumo cuidado y atención." (1 Pedro 2:21.) El siguiente artículo analizará cómo podemos seguir andando como él anduvo.

 

 

 

 

 

 

 



Núm. 3:  Si alguien dice... "Hoy día las condiciones no son peores de lo que fueron antes;

siempre ha habido guerras, hambres, terremotos y crímenes" (rs pág. 427 párr. 5–pág. 428 párr. 2)

 

 

*** rs pág. 427 párr. 5 - pág. 428 párr. 2 Últimos días ***

'Hoy día las condiciones no son peores de lo que fueron antes; siempre ha habido guerras, hambres, terremotos y crímenes'

Usted pudiera contestar: 'Puedo entender por qué piensa de esa manera. Hemos nacido en un mundo en el que estas cosas son parte de las noticias diarias. Pero los historiadores explican que hay algo acerca del siglo XX que es totalmente diferente. (Lea las citas que se dan en las páginas 425, 426)'.

 

O contestar: 'No se trata sencillamente del hecho de que haya habido guerras, hambres, terremotos y crímenes lo que es importante. ¿Se da cuenta usted de que la señal que Jesús dio era una señal compuesta?' Entonces pudiera añadir: 'Él no dijo que algún acontecimiento por sí solo sería prueba de que estaríamos en "los últimos días". Pero cuando toda la señal queda manifiesta, eso es significativo... y especialmente cuando se presenta en escala global y comienza en un año que ha sido señalado por la cronología bíblica'. (Véanse las páginas 420-425, y las páginas 167-169.)

 

'¿Cómo sabe usted que a alguna generación futura no le cuadraría mejor la profecía que a esta generación?'

 

Usted pudiera contestar: 'Esa es una pregunta interesante, y la respuesta a ella hace resaltar el hecho de que en realidad vivimos en los "últimos días". ¿Por qué? Pues, parte de la señal que Jesús dio tiene que ver con guerras entre naciones y entre reinos. Pero, ¿qué sucedería hoy día si el cumplimiento de la señal exigiera que tuviéramos que esperar hasta que estallara otra guerra de esfuerzo total entre las superpotencias? Tal guerra dejaría pocos sobrevivientes, si algunos. Así, como usted puede ver, el propósito de Dios de que haya sobrevivientes indica que ahora vivimos muy cerca del fin de este viejo sistema'.

 

O contestar: 'El ver si los acontecimientos mundiales corresponden con esta profecía es como ver la correspondencia entre ciertas huellas digitales y los dedos que las produjeron. No habrá ninguna otra persona que deje las mismas huellas. De igual manera, el patrón de acontecimientos que comenzó en 1914 no se repetirá en ninguna generación futura'. Entonces pudiera añadir: 1) 'Todas las partes que componen la señal se ven claramente'. 2) 'Es seguro que nosotros no queremos ser como la gente de los días de Noé (Mat. 24:37-39)'.

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

.